Galeria de ConciertosNoticiasReseña

La Dama de Hierro rindió tributo en el Domo de Cobre

IronMaiden-Palacio10
Txt: Javier Villanueva / Fotografías Cortesia: Fernando Aceves (OCESA)

El pasado jueves 3 de marzo la banda británica liderada por Steve Harris, regresó a tierras mexicanas para mostrar en vivo su más reciente material “The Book of Souls”.

El recinto lucía lleno y las bandas encargadas de calentar motores fueron The Raven Age y la legendaria Anthrax, esta última con su frenético Thrash Metal, tocando sus más aclamadas canciones así como de las más recientes, todo indicaba que sería un concierto memorable, pues la euforia ya se encontraba desatada.

Eran las 21:00 Hrs cuando el tema “Doctor, Doctor” de UFO resonaba en el domo de cobre, más de uno sabía que era el turno de que Iron Maiden apareciera en el escenario, tras uno minutos después, se apagaron las luces y en las pantallas podíamos apreciar un clip en dónde observábamos una selva y en ella se encontraba el “Ed Force One” mismo que por la mano de Eddie fue lanzado para emprender vuelo.

If Eternity Should Fail” fue la primera canción de la noche, misma con la que da inicio el álbum, con ella, un arsenal yacía en el temático escenario, que lucía con una estructura muy peculiar, pues, en él se podía apreciar pirámides mayas y urnas que mostraban un caluroso fuego.

Siguieron temas como “Speed of Light” y “Children of the Damned”, en seguida se hizo presente el unísono “Maiden, Maiden!”, la banda británica es una de las más apreciadas en nuestro País y Bruce Dickinson lo sabe, por algo el arte conceptual de su más reciente obra muestra un poco de la cultura Maya a su manera.

Tears of a Clown” dedicada a Robin Williams, fue una de las más apreciadas en la noche, el tiempo pasaba de manera rápida, con todo y que las canciones que componen su ultimo material discográfico son de larga duración, “The Read and The Black” despertó la emoción de los espectadores con el potente bajo de Steve, los solos de larga interpretación llevados de las manos de el trío en cuerdas era ejecutado a la perfección.

De principio a fin podíamos notar una energía tremenda por parte de cada uno de los miembros de la legendaria banda británica, desde el singular paseo por todo el escenario que Dickinson hacía, los riffs que recorrían todo el brazo de la guitarra de Dave Murray y Adrian Smith, el carismático comportamiento de Janick Gers quien además de aportar riffs y acompañamientos, hace un gran espectáculo con su guitarra que lo caracteriza, sin olvidar la potente base de Nicko McBrain y su enorme batería.

A medida de que las canciones transcurrían, la lona de fondo en el escenario, cambiaba, era el turno de escuchar viejos temas que son los favoritos del público, “The Trooper” enloqueció a las más de 20 mil almas que asistieron, seguido de “Powerslave” y “Death or Glory”.

Uno de los momentos más importantes del concierto sucedió cuando en el setlist marcaba el turno de “The Book of Souls” misma que le da nombre al disco, en la ejecución de esta pieza, Eddie salió al escenario, Dickinson luchó con él hasta extirparle el corazón y aventarlo al fuego en manera de sacrificio, tal y como lo hacían nuestros ancestros. Con esto llegaríamos al fin de las canciones de su más reciente producción.

Lo que siguió fueron éxitos que han posicionado a Iron Maiden en una de las mejores bandas del mundo, “Hellowed by thy Name”, “Fear of the Dark” y la misma “Iron Maiden” de su álbum debut y en ese entonces con la participación del vocalista Paul Di´Anno, mostrando un heavy metal más directo y de corta duración.

El inminente final se hacía presente llegando al Encore, detrás del escenario una figura majestuosa que representaba un macho cabrio que acompañaba en el ensamble para la legendaria “The Number of the Beast”.

Dickinson hizo una breve pausa para agradecer a sus fans y mencionar que no importa de qué país seas, todos somos una familia, somos hermanos de sangre, se hicieron presentes las primeras notas de “Blood Brothers”. La noche llegó a su fin con la nostálgica “Wasted Years” que a mi parecer, hacía justicia con un final épico.

Una vez más, la dama de hierro visitó nuestro país, haciendo uno de los mejores conciertos, aunque muchos son los argumentos sobre canciones que hicieron falta, sabemos que la gira fue con fines de promocionar “The Book of Souls”, seguro ya habrá momento para apreciar una gira de éxitos o en conmemoración de alguno de sus épicos discos, la edad no impide que esta gran banda deje de dar lo mejor de sí mismos, siempre será un gusto recibir a Iron Maiden en nuestro País.
[unitegallery ironmaiden_palacio]