Galeria de ConciertosReseña

Los Románticos de Zacatecas para adultos

Fiestón loco es lo que armaron Los Románticos de Zacatecas el viernes 6 de diciembre, en lo que fue la segunda fecha del día en el recinto adyacente al Auditorio Nacional.

Mientras que en la fecha de las 16:00 horas, los adolescentes abarrotaron el Lunario del Auditorio Nacional, los mayores de edad se hicieron presentes durante el show de las 9:00 pm, hora en la que Little Jesus hizo acto de presencia, para interpretar las canciones que componen su álbum “Norte” y que estrenaron durante la misma semana.

La banda sorprendió a quienes los escuchaban por primera vez con canciones como “Químicos”, “Berlin” y “Color”, además que la formación que usaron para tocar, done los cinco integrantes se encontraban a la misma altura en el escenario, le otorgó un valor unánime a todos los instrumentos. Agradecidos con el público y “Los Románticos” interpretaron “Azul”, para después abandonar el recinto a pesar de las peticiones del séquito para que volvieran.

Catorce minutos antes de las 10:00 pm, “Manzanas”, “Gerber”, “Guichis” y “Tony” subieron al escenario y tras un “¿Qué onda vatos? Buenas noches” comenzaron a interpretar “Nuestro ser”. Mientras las pantallas laterales proyectaban la palabra “románticos” en distintas tipografías y con imágenes en tonos brillantes, en la parte posterior colgaba la misma palabra en color dorado.

Con “Tony” debajo del “románticos” dorado, “Guichis” al extremo izquierdo del escenario, “Gerber” a su lado y “Manzanas” al otro costado, pronunciando “Somos los románticos y venimos de Zacatecas”, la banda se presentaba. Enseguida “Si tú estás lejos” ante un recinto que no lucía a su máxima capacidad, pero que no carecía de emoción en sus asistentes.

“Lo mismo que yo” fue el tercer tema, que dio paso al primer invitado de la noche; “Tito” Fuentes de Molotov, quien produjo y mezcló el primer larga-duración de la banda zacatecana, y que acompañó con la guitarra el tema “Corazón” con el que justamente abre el disco “Muchacha”. Una lluvia de papeles plateados es lanzada al público, para seguir el recital con “Volver a quererte” y el cántico del público expresado en un “oe oe oe román-ti-cos”. El momento de un invitado oriundo de Coahuila; Pipe Llorens portando una chaqueta de Luis Miguel, cantante que se presentaba la misma noche en el coloso de Reforma, en “Aunque tú ya no me quieras”, en donde improvisó unas rimas y que al finalizar se aventó al público mientras la banda interpretaba “Si no estás”.

Un par de temas del disco “Ya lo dijo Rufis Taylor” sonaron; “Solo tú” y “Un beso nada más” antes de comenzar a recibir mantas del público y un sostén que cayó en el escenario, justo antes de “Estaré junto a ti” del mismo elepé. Los clásicos saludos del baterista a distintas personas dieron pauta a “Lo sabes tú”. Otro invitado es presentado y “Paco” Ayala, integrante de Molotov y quien también mezclará su primer LP, toma el bajo de “Gerber”, mientras este se avienta al público, y en el lunario suena “Junto a mi”. Y repitiendo tras su participación en el show de la tarde, Andrés Acosta de A. Mountains compartió escenario con la banda, tocando la flauta transversal en una versión semi-acústica de “En esta melodía”.

Como lo había anunciado, Pablo Ulibarri de Malvado e Interpretators, hizo aparición para cantar “Cíclope”, dando paso a Julio de No Somos Marineros en “Ya lo ves” y quien también se había presentado horas antes con la banda, durante la primera jornada. Demostrando que la amistad y camaradería existe en la escena mexicana, pues incluso entre el público se encontraban integrantes de Lucas Trotacielos y Atomix.

Una ronda de canciones sin pausas llegó, primero “Es por ti”, seguida de “Uniforme de gala”, “Nada que pueda importar”, “Nada puedo hacer” y “Te das cuenta”. El momento de despedirse había llegado y “Chuy” Manzanares lo advirtió con “Nuestros labios”, tras lo cual el conjunto abandona el escenario, pero ante la insistencia del público, vuelven junto a Andrés Acosta para tocar “Muchacha” acompañada por la lluvia de papeles que ya se había hecho presente. “Muchas gracias, buenas noches” del vocalista, respondido con un vitoreo multitudinario, los hacen volver para tocar su vigésima-tercera canción de la noche; “Sabes que vendrás”, concluida por una grabación de música regional que siguió sonando tras la retirada del grupo y que acompañó a los asistentes durante su camino a la salida.